Publicado el

¿QUIÉN ESTÁ OBLIGADO A HACER LA DECLARACIÓN DE RENTA 2016?

El pasado miércoles, 5 de abril, empezó la campaña de la Renta 2016 con un plazo de presentación que se extiende hasta el próximo 30 de junio de 2017 (26 de junio para pagos domiciliados).

 

La gran novedad de esta campaña es la desaparición del conocido programa PADRE. La Agencia Tributaria lo ha sustituido por la plataforma Renta Web, herramienta que no requiere de descarga y de uso muy parecido al antiguo PADRE, permitiendo acceder a los datos fiscales para corregir o incorporar datos y pudiendo ser operado en diferentes dispositivos. Otra novedad es que, para este ejercicio, los datos fiscales del borrador podrán ser modificados en caso de errores u omisiones.

En estos casi tres meses de plazo: ¿Quién está obligado a presentar la declaración de la Renta?

Como consideraciones previas, hay que tener en cuenta que la Agencia Tributaria considera el paro como un segundo pagador, que todos los importes a los que se refieren los límites son brutos y que el hecho de no tener la obligación de presentar la declaración de renta para nada quiere decir que sea la mejor opción no hacerlo, pues en muchos de estos casos, las retenciones serán superiores a la cuota del impuesto con lo que se obtendrán declaraciones a devolver que para poder ser cobradas deberán haber sido presentadas.

Sabiendo esto, para la declaración de la renta de 2016, están obligados a declarar todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

 

  • Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:

– Siempre que procedan de un solo pagador.

– Cuando existan varios pagadores, siempre que la suma del segundo y posteriores por orden de cuantía  no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros

– Cuando los únicos rendimientos de trabajo consistan en prestaciones pasivas (pensiones de la Seguridad Social y de clases pasivas, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, Planes de previsión asegurados y prestaciones de seguros de dependencia), siempre que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido (a solicitud del contribuyente mediante presentación del modelo 146)

El límite se fija en 12.000 euros anuales en los siguientes supuestos:

  1. Cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.
  2. Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  3. Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  4. Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

Tienen esta consideración en 2016 el tipo de retención del 35 por 100 o del 19 por 100 (cuando los rendimientos procedan de entidades con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 100.000 euros) aplicable a las retribuciones percibidas por la condición de administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos, así como el tipo de retención del 15 por 100 aplicable a los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

 

  • Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales

Se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o partici­paciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.  Cuando la base de retención no se haya determinado en función de la cuantía a integrar en la base imponible la ganancia patrimonial obtenida procedente de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva no podrá computarse como ganancia patrimonial sometida a retención o ingreso a cuenta a efectos de los límites excluyentes de la obligación de declarar.

 

  • Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

 

No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

No obstante, aunque no resulten obligados a declarar, todos los contribuyentes que tengan derecho a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración para obtener su devolución.

 

Los límites anteriores son aplicables tanto en tributación individual como conjunta.

Están obligados a declarar en todo caso los contribuyentes que perciban cualquier otro tipo de rentas distintas de las anteriores o superen los importes máximos indicados.

 

Luego, quien esté obligado a declarar tiene hasta el 30 de junio para ponerse al día con Hacienda, ingresando lo que le corresponda o solicitando su devolución, y quién no esté obligado, en caso de tener una declaración a devolver, también dispondrá del mismo plazo para solicitar su devolución.

Publicado el

LAS CLÁUSULAS SUELO EN LAS DECLARACIONES DE RENTA

 

Tratamiento fiscal de las cantidades recibidas por devoluciones de cláusulas suelo (RDL1/2017)

¿Cómo tributarán las devoluciones de las cláusulas suelo en las declaraciones de IRPF?

¿En qué casos habrá que declararlas y en qué casos no?

¿Qué efectos tendrán sobre la deducción por vivienda habitual?

¿Qué efectos tendrán si en su día tuvieron consideración de gasto deducible?

¿Habrá que hacer declaraciones complementarias de ejercicios anteriores o se podrá tributar todo en la siguiente declaración?

¿Es más ventajoso cobrar en metálico o renegociar las condiciones de la hipoteca?

 

Devolución de Cláusulas Suelo y de Intereses Indemnizatorios

Ahora que la justicia europea obliga a las entidades financieras a devolver toda la parte cobrada de más por las ‘cláusulas suelo’, por ser consideradas abusivas y poco transparentes, el gobierno ha aprobado mediante Real Decreto ley un paquete de medidas urgentes para la protección del consumidor en esta materia.

Este paquete de medidas (RDL1/2017 de 20 de enero) está enfocado principalmente a la búsqueda de acuerdos extrajudiciales entre los afectados y las entidades financieras y posibilita, entre otras cosas, tanto la devolución en efectivo como la de medidas compensatorias distintas, por ejemplo, la reducción del capital pendiente en la hipoteca.

En cuanto a la materia fiscal, el Real Decreto, en su disposición final primera, dispone cómo será el tratamiento que deberá dársele a cada una de las situaciones que se den por los efectos de las ‘cláusulas suelo’ y aquí es donde se encuentran la claves para saber cómo negociar la devolución, pues no será lo mismo hacerlo de un modo u otro.

El primer punto interesante es que todo el importe recibido como devolución de la cantidad cobrada de más por las cláusulas suelo junto con sus intereses indemnizatorios no tributarán en la declaración de renta.

Las cantidades percibidas por la devolución de las cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos derivadas de acuerdos celebrados con las entidades financieras o del cumplimiento de sentencias o laudos arbitrales no se integrará en la base imponible de este Impuesto la devolución derivada de acuerdos celebrados con entidades financieras, en efectivo o a través de otras medidas de compensación, junto con sus correspondientes intereses indemnizatorios, de las cantidades previamente satisfechas a aquellas en concepto de intereses por la aplicación de cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos.

Un punto beneficioso de las medidas aprobadas, sea cual sea el acuerdo de devolución, es que los intereses indemnizatorios no serán considerados ingreso patrimonial a efectos del IRPF, cuestión que sí se planteaba en el borrador inicial del mismo, así que esta mejora en el texto definitivo supone un ahorro fiscal para todos los afectados en este aspecto.

 

Deducción por Vivienda Habitual

Hasta aquí todo perfecto, pero qué sucede cuando la hipoteca afectada por cláusula suelo se está beneficiando de una deducción por vivienda habitual.

Este apartado es el más interesante del Real Decreto, pues dependiendo de qué tipo de acuerdo se negocie con el banco, deberá tributarse o no por pérdida de derecho de deducción.

Así, si se decide solicitar la devolución en metálico, se perderá el derecho a las deducciones de la parte devuelta que en su día formara parte de esta deducción de los ejercicios no prescritos. En caso de darse esta situación, en la declaración de renta del ejercicio en que se llegue al acuerdo, en la casilla de pérdidas de derecho a deducción deberá reflejarse el importe devuelto que formó parte de la deducción correspondiente a los cuatro ejercicios anteriores al del acuerdo.

En cambio, si el acuerdo al que se llega con la entidad financiera consiste en una reducción del principal pendiente del préstamo no se perderá ningún derecho a deducción ni supondrá ningún coste en la declaración de renta del ejercicio del acuerdo ni de los anteriores.

Luego, visto esto, y teniendo en cuenta que la deducción por vivienda habitual en las hipotecas tiene establecido su máximo en 9.040€, de capital más intereses, que dan derecho a una deducción del 15% (1.356€ máximo) ya se tienen todos los factores para tomar la decisión más ventajosa para los afectados con esta deducción.

La referencia para tomar la decisión se basará en el montante total marcado por el importe pagado anualmente por la hipoteca (capital más intereses) una vez restada la parte devuelta correspondiente a las cláusulas suelo de cada ejercicio.

Así, si el montante total anual es superior a 9.040€ no se perderá ningún derecho a deducción, sea cual sea el acuerdo, pues se sigue estando por encima del máximo de la deducción.

Para los casos en que el montante total anual sea inferior a 9.040€, si se opta por una devolución en metálico, se perderá el derecho a deducción por vivienda habitual por el importe devuelto de los cuatro últimos ejercicios, sin tener en cuenta los intereses indemnizatorios, debiendo reflejarlo en la casilla de pérdidas de derecho a deducción de de declaración de renta correspondiente al ejercicio del acuerdo.

En cambio, si con el mismo montante anual (inferior a 9.040€) se opta por una devolución consistente en un acuerdo de reducción del principal, el afectado no tendrá ningún tipo de coste tributario con este acuerdo.

A modo de resumen, para los casos en que el montante anual (capital más intereses menos parte devuelta) sea superior a 9.040€, el acuerdo con la entidad financiera será indistinto, pues no habrá ningún coste tributario; en cambio, para casos inferiores a 9.040€, si se opta por la devolución en metálico habrá que tributar el 15% de la parte devuelta de los cuatro últimos ejercicios, mientras que si se opta por un acuerdo de reducción de principal pendiente no se tributará nada; entonces, en este caso, es más beneficioso fiscalmente para el afectado la reducción de principal que el cobro en metálico de la devolución.

 

 

Hipotecas Consideradas Gasto Deducible en Ejercicios Anteriores

Luego está el caso en que la hipoteca afectada por cláusula suelo tuvo la consideración de gasto deducible.

Aquí el Real Decreto no es tan benévolo y aunque pone de manifiesto que no habrá sanción, ni intereses de demora, ni recargo alguno, obliga al afectado a presentar declaraciones complementarias de todos los ejercicios no prescritos por la parte devuelta por cláusula suelo pues pierde la consideración de gasto deducible.

El plazo de presentación para las complementarias lo fija la fecha del acuerdo; una vez llegado al acuerdo, la presentación deberá realizarse antes de la finalización del siguiente plazo de presentación para autoliquidaciones.

Así, por ejemplo, si se llega a un acuerdo antes del 4 de abril de 2017, se tendrá de plazo hasta el 30 de junio de 2017 para presentar las complementarias de 2015, 2014, 2013 y 2012. Si el acuerdo, sentencia o laudo se produce después del 4 de abril de 2017 el plazo será hasta el 30 de junio de 2018 para presentar las complementarias de 2016, 2015, 2014 y 2013.

 

 

Referencias:

Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio

Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.

Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero.

 

Para más info: mateu@despatxcoll.com

Publicado el Deja un comentario

IMPUESTO SOBRE ESTANCIAS TURÍSTICAS

 

Vivienda Turística en Régimen de Estimación Objetiva. Normativa

– Ley 2/2016, de 30 de marzo, que crea el impuesto sobre estancias turísticas en Illes Balears

Decreto 35/2016, de 23 de junio, por el que se desarrolla la Ley del impuesto sobre estancias turísticas en las Illes Balears y de medidas del impulso del turismo sostenible (Descargar PDF)

 

Inicio Aplicación

Desde 1 de julio de 2016 el Impuesto Turístico ya es de aplicación.

 

Viviendas Sujetas:

a) Las viviendas vacacionales inscritas en el registro previsto en la ley 8/2012, de 19 de julio del turismo de las Illes Balears.

b) Las viviendas en la que se cumpla uno o más de los requisitos siguientes:

– que se presten servicios propios de una empresa turística de alojamiento al igual que los servicios realizados por un hotel o un apartamento turístico

– que se promocione a través de un canal de comercialización turística y la duración del arrendamiento sea inferior a dos meses, salvo que se acredite que se trata de un simple arrendamiento de temporada al que se refiere al Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos

 

Obligado a Tributar

En el caso de que el propietario de un inmueble ceda la explotación a una empresa especializada a cambio de un precio, hay que distinguir dos supuestos:

a) si la empresa actúa en nombre ajeno como mero comisionista. En este caso será el propietario quien estará obligado a tributar por el impuesto

b) si la empresa actúa en nombre propio frente a los clientes: En este supuesto será esta empresa, la que esté sujeta al impuesto y la que por tanto deba cumplir con las correspondientes obligaciones formales y materiales.

 

Obligaciones en Estimación Objetiva

1) Darse de alta en el censo del impuesto, a través del modelo 017. En el ejercicio 2016, durante el mes de julio. (SÓLO A TRAVES DE INTERNET -www.atib.es- CON CERTIFICADO DIGITAL PROPIO O DE REPRESENTANTE)

2) Comunicar en el mes de enero del ejercicio siguiente, el cambio en el periodo de explotación declarado en esa alta o declaración anterior, pero solo si el periodo de explotación previamente declarado es modificado, en caso contrario no es necesario.

3) Emitir justificante de pago del impuesto al contribuyente (cliente), pero sólo cuando éste lo exija.

4) Realizar el pago anual entre el 1 de mayo y el 30 de junio del ejercicio siguiente. La Agencia Tributaria calculará el impuesto a pagar y emitirá recibo (igual que con el IBI)

 

Cálculo Cuota Anual:

 Datos Necesarios:

 

1- Número de Plazas que tributan

Se obtiene aplicando un algoritmo sobre el número de plazas autorizadas, así:

Nª de plazas que tributan = Nª de plazas autorizadas – (Nª de plazas autoritzadas – 2) x 0,65)

Ejemplo:

6 plazas autorizadas    ->    6 – (6-2) x 0,65) = 3,4  ->    3,4 Plazas que tributan

 

2- Período Anual de Explotación

El período anual de explotación es el período que la vivienda está a disposición de ser arrendada (no el número de días efectivamente arrendada). Según el Período Anual de Explotación hay una cuota por plaza que tributa:

 

 

 

 

 

 

 

Ejemplo:

La casa anterior de 6 plazas autorizadas se explota durante 3 meses.

Cuota anual por plaza 68,00€ (entre 63 y 122 días al año)

Siendo 6 plazas autorizadas -> 3,4 plazas que tributan

CUOTA ANUAL TOTAL = 68,00€/plaza x 3,4 plazas que tributan = 231,20€

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para conocer la cuota anual a pagar por una vivienda vacacional simplemente hay que multiplicar la cuota anual por plaza que corresponda según el número de días de explotación por el número de plazas que tributan que se ha obtenido aplicando el algoritmo a las plazas autorizadas.

Así, por ejemplo, un vivienda explotada entre 123 y 213 días al año de 8 plazas autorizadas tendrá una cuota anual a pagar de 323,90€ (79,00€ cuota anual plaza x 4,1 plazas que tributan)

Cómo Exigir el Tributo al Turista:

– Especificádolo en la facutra separado del resto de conceptos

– En un documento autónomo, en el que debe constar como mínimo:

– Numeración del documento

– Identificación de la vivienda

– Identificación fiscal del explotador

– Número de días de estancia

– Tarifa aplicable por persona y día

– Cuota tributaria e importe satisfecho

 

Tarifa a Exgir:

– Temporada alta: de 1 de mayo a 31 de octubre:

– Estancias inferiores a 9 días: 1€/día

– Estancias superiores a 9 días, a partir del día noveno: 0,50€/día

 

– Temporada baja: de 1 de noviembre a 30 de abril:

– Estancias inferiores a 9 días: 0,50€/día

– Estancias superiores a 9 días, a partir del día noveno: 0,25€/día

 

A Tener en Cuenta:

– Menores de 16 años no tributan

– Si la factura que se repercute es con IVA el Impuesto sobre estancias turísticas también formará pase de la base imponible y consecuentemente habrá que repercutir IVA sobre él

 

Cuota a exigir

Ejemplo:

Estancia de una familia de 4 miembros, uno de los cuales es menor de 16 años, de 14 días en julio:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para más info: mateu@despatxcoll.com

Publicado el

DOCUMENTACIÓN PARA CONSTITUIR S.L.

¿Cómo crear una Sociedad Limitada? (Fuente: infoautónomos)

Conoce cuáles son los trámites que tienes que seguir para crear una Sociedad Limitada, desde el registro de la denominación social al alta en el Registro Mercantil, pasando por la apertura de la cuenta bancaria, la redaccion de los Estatutos Sociales, la escritura pública de la constitución o los trámites de Hacienda.

08/09/2015, Artículo actualizado

Existen multitud de formas jurídicas a las que acogerse a la hora de crear una empresa, pero las características de la Sociedad Limitada (S.L.) o Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.) hacen que éstas sean la fórmula más recomendable, rápida y práctica para pequeños empresarios.

No obstante, si has decidido iniciar tu actividad como empresario individual y constituir tu propia empresa, has de tener claros los trámites obligatorios para crear una empresa de Sociedad Limitada.

1º Registrar el nombre de la empresa

Para registrar el nombre de tu empresa deberás dirigirte al Registro Mercantil Central y solicitar el certificado negativo de denominación social, es decir, el documento que acredita que el nombre elegido para tu sociedad o empresa no coincide con el de ninguna otra sociedad ya existente. Este trámite se puede realizar online en la web del Registro Mercantil central.

Para la obtención de este certificado de denominación social deberás presentar el documento en el que figuren tres posibles nombres para tu empresa. Te recomendamos que intentes buscar un nombre original o un nombre compuesto, debido a la gran cantidad de nombres que ya hay registrados.

Una vez concedido el certificado, el nombre quedará reservado para el solicitante durante seis meses, aunque sólo tendrá una validez de tres meses hasta su registro en el notario. En caso de superar este periodo, deberás proceder a su renovación. Transcurridos seis meses sin su utilización, el nombre vuelve a estar disponible para cualquiera.

2º Abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa

Una vez obtenido el certificado, deberás abrir una cuenta bancara a nombre de la empresa que vas a constituir e ingresar el Capital Mínimo Inicial, es decir, 3.000, 06 euros, de forma íntegra. El banco emitirá un certificado de dicho ingreso que posteriormente habrás de presentar en la notaría.

3º Redacción de los Estatutos Sociales

Los socios deberán redactar los Estatutos Sociales, es decir, el conjunto de normas que regirán la empresa y que se incorporarán posteriormente a la escritura pública de la constitución. Normalmente, se recomienda delegar esta tarea en un abogado o encargarlo directamente a la notaría, dada la complejidad que puede tener esta tarea.

Existen una serie de elementos mínimos que debe contener cualquier Estatuto Social, tales como la denominación de la sociedad, en la que deberá figurar necesariamente la expresión “sociedad de responsabilidad limitada”; el Objeto social o actividad a la que se va a dedicar la sociedad, la fecha de cierre de cada ejercicio, el domicilio social dentro del territorio español, el capital social, las participaciones en que se divida, valor nominal de cada participación y numeración de las mismas, y el sistema de administración de la sociedad.

Aquí puedes descargar un modelo de estatuto social de la SRL:

 

MODELO ESTATUTOS SOCIALES

4º Escritura pública de la constitución

La firma de la escritura pública de la constitución de la sociedad por parte de todos los socios se realiza ante notario, lo que conlleva un pequeño coste, generalmente un porcentaje sobre el capital escriturado. Es un trámite previo a la posterior inscripción en el Registro Mercantil. Para la obtención de la escritura, es necesario aportar la siguiente documentación:

  1. Estatutos Sociales de la Sociedad.
  2. Certificación negativa del registro mercantil central (original).
  3. Certificación bancaria de la aportación dineraria al Capital Social.
  4. D.N.I. original de cada uno de los socios fundadores.
  5. Declaración de inversiones exteriores (si alguno de los socios es extranjero).

5º Liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

Con la aprobación del Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, a partir del 3 de diciembre de 2010, quedaron exentas del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, en su modalidad de operaciones societarias: la constitución de sociedades, el aumento de capital, las aportaciones que efectúen los socios que no supongan aumento de capital y el traslado a España de la sede de dirección efectiva o del domicilio social de una sociedad cuando ni una ni otro estuviesen previamente situados en un Estado miembro de la Unión Europea.

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados es un tributo que gravaba la constitución de la sociedad y que había que liquidar en las oficinas de Hacienda de tu Comunidad en un plazo de 30 días desde el otorgamiento de la escritura. Para ello, tenías que aportar debidamente cumplimentado el modelo 600, junto con la copia simple de la escritura pública o fotocopia de la misma. Su importe ascendía al 1% del capital social.

6º Trámites en Hacienda: Obtención del NIF, alta en el IAE, declaración censal

a) Obtención del Número de Identificación Fiscal

Tras la firma de las escrituras, deberás dirigirte a Hacienda para obtener el Número de Identificación Fiscal (N.I.F.) provisional de tu sociedad, así como las etiquetas y tarjetas identificativas. Para ello, deberás aportar debidamente cumplimentado el modelo 036, la fotocopia del D.N.I del firmante y la fotocopia de la escritura de constitución de la empresa obtenida en el notario.

De esta forma, se asignará un N.I.F. provisional que tendrá una validez de 6 meses, plazo en que la Sociedad deberá canjearlo por el definitivo.

B) Alta en el I.A.E.

También tendrás que darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Se trata de un tributo local que grava la actividad de empresas, profesionales y artistas y necesita de tantas altas como actividades se vayan a desarrollar. Para llevar a cabo los trámites de alta, modificación o baja de este tributo, será necesario que aportes el modelo 840 junto con el NIF en la Administración Tributaria correspondiente al lugar donde se ejerce la actividad. Para los supuestos exentos de este gravamen, es decir, aquellos que tengan una cifra de negocio inferior a 1.000.000 de euros al año, solo es necesario aportar el modelo 036 de la declaración censal indicando los epígrafes IAE a los que te acoges.

c) Declaración censal (IVA)

En esta declaración se detalla el comienzo, la modificación o el cese de la actividad. Ha de ser presentada por empresarios, profesionales, artistas y todos aquellos con obligaciones tributarias. Para su expedición, es necesario aportar el modelo oficial 036, el NIF de la Sociedad y el documento acreditativo de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.

7º Inscripción en el Registro Mercantil

La sociedad ha de inscribirse en el Registro Mercantil de la provincia en la que se ha fijado su domicilio social. Para ello, tiene un plazo de dos meses desde la obtención de la escritura de la constitución y necesita aportar la siguiente documentación:

  • Copia auténtica de la escritura de constitución de la Sociedad.
  • Certificación negativa de denominación social.
  • Documento acreditativo de haber liquidado el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
  • Copia del N.I.F. Provisional.

8º Obtención del N.I.F. definitivo

Una vez completados los pasos anteriores, y como última acción, deberás dirigirte nuevamente a Hacienda para canjear la tarjeta provisional de N.I.F. por la definitiva, una vez se haya inscrito efectivamente la constitución de la sociedad.

 

Superados estos trámites, la creación de tu Sociedad Limitada ya es efectiva. Sin embargo, para que ésta pueda iniciar su actividad, es necesario que completes una serie de obligaciones con la Seguridad Social y el Ayuntamiento de la localidad donde hayas fijado la dirección social de tu empresa, tales como el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, la solicitud del número de patronal en caso de ir a contratar trabajadores o solicitud de la Licencia de apertura.

 

Para más info: mateu@despatxcoll.com